23 febrero 2015

Tiñe tu pelo con tizas de colores (lavable)

Te apetece darte un toque de color en el pelo pero no quieres aplicarte un tinte permanente? Tienes una fiesta de disfraces y no quieres ponerte una peluca?
Tiñe tu pelo con tizas de colores. El resultado es estupendo y, lo mejor, se va al lavarlo!!


Necesitamos:
  • Tizas artísticas pastel u otras tizas de colores (hechas en casa,por ejemplo!)
  • Delantal, playera, toalla y guantes
  • Agua
  • Botella de agua con dispensador spray o un pincel (opcional)
  • Secador de pelo o plancha (opcional)

Parte 1 de 3: antes de aplicar
  • Compra algunas tizas artísticas de colores. (Si las quieres hacer caseras haz click aquí) Necesitarás al menos una o dos tizas de cada color. Para obtener mejores resultados, si puedes, usa tizas de color pastel. Las tizas hechas con aceite pueden ser más difíciles de quitar y la tiza común deja mucho polvo y no te dará un color vibrante y brillante
¡Piensa qué colores quieres usar! La mayoría de las tizas para arte en colores pastel vienen en cajas de mínimo 24 piezas. Con esas debes tener suficiente. Si tienes cabello oscuro, debes hacerlo con colores brillantes
  • Toma una toalla o una blusa vieja. Aunque la tiza no dejará una mancha permanente probablemente en ninguna tela, puede transferirse fácilmente y te ahorrará tiempo y preocupación si, a largo plazo, estás desgastando material que no es importante para ti. Así que ponte esa blusa vieja o envuelve una toalla alrededor de tus hombros antes de empezar. Quizás quieras poner un clip para detener la toalla en tu cuello y prevenir que se mueva.
  • Remoja tu tiza. Eso es un decir, lo que debes hacer es poner tu tiza en unas gotas de agua, y lo ideal es una cajita para píldoras, si la tienes. Si no, deja tu tiza y ponle encima una cucharita de agua, para que suelte el color.
  • Puedes omitir este paso si tienes un poco de prisa, pero logra que los colores sean más vibrantes (especialmente importante si tienes el cabello oscuro).
Parte 2 de 3: Aplicando el color
  • Humedece una pequeña parte de tu cabello. Esto puede ser con un pincel, una botella de spray o tus dedos. Elige un pedazo de cabello que sea menor al largo de la tiza. Entre más pequeña sea la parte más fácil será trabajar con ella.
Puedes recoger la parte superior de tu cabello para que puedas pintar la parte inferior sin que esta te estorbe.
  • El teñido con tizas es fácil si quieres pintar solo unas partes o las puntas. Pintar todo tu cabello es una tarea que te tomará mucho tiempo.
  • Frota una pequeña parte con tiza. Toma la tiza (la que ya remojaste) en la parte mas alta que quieres pintar y frota hacia abajo, sepárala del cabello y hazlo de nuevo. Evita frotar de arriba abajo. ¡Ir a contrapelo no es bueno para tu cabello!
  • Debes continuar el área que vas a teñir hasta que esté saturada de color al punto que tú lo quieres. Puedes poner colores diferentes en cada capa o en distintos lugares, dependiendo de cómo quieres que se vea.
  • Tus manos van a estar manchadas con tiza. No te preocupes, con agua y jabón se lava rápidamente.
  • Empieza con una sección diferente. Si vas a trabajar con muchos colores, es mejor trabajar en una parte que esté lejos de la que recién completaste. El cabello estará mojado y el color puede pasarse. No querrás que los dos se junten.
  • Claro que si haces solamente un color esto no será un problema. Si te preocupa que los colores se junten, seca esa parte antes de continuar.
Parte 3 de 3: Después del arcoíris
  • Deja que seque. Puedes hacerlo con una secadora de mano o dejar que el aire lo seque. El calor es en general malo para el cabello, pero si no tienes mucho tiempo, es la forma de hacerlo. Es muy importante que tu cabello esté seco antes de que sigas con tu día ya que podrá manchar tu ropa si no está completamente seco, no solamente casi seco.

  • Pasa por encima tu mano limpia. Si no tienes una mano limpia, lávatela (y sécala). Luego toma la sección y pasa tu mano por encima. ¿Salió algo de color? De ser así, no está listo aun, necesita secar más.
  • Hazlo con cada sección. Utiliza una plancha de cabello para acelerar el proceso.
  • Péinate como desees. Una vez que el cabello esté seco, el color estará fijo, sin importar qué tipo de método usaste para secarlo. Si teñiste las capas de abajo o las puntas, ¡asegúrate de mostrarlo! El cabello teñido con tizas se ve bien suelto o recogido.
  • Si tienes cabello rubio, puede tomar unas cuantas lavadas antes de que salga el color en un 100 %. Pero las de cabello oscuro lo verán irse después de una lavada.
CONSEJOS
  • Evita las tizas hechas a base de aceite, ya que pueden manchar la ropa y hacer que sea más difícil de quitarlas.
  • Cepilla y sacude la tiza suelta antes de lavarte el pelo para quitar el color.
  • Utiliza una toalla para que no te ensucies.
  • Utiliza una plancha o una tenaza para fijar el color cuando hayas terminado.
  • Si tienes cabello claro, para obtener mejores resultados, usa colores brillantes o vibrantes.
  • Evita la tiza común si puedes, ya que es muy polvosa y no dejará tonos brillantes ni vibrantes.
  • Si eres rubia o tienes el pelo bastante claro, entonces trata de usar colores más claros como celeste o rosado, pero evita los rojos, morados oscuros y el negro.
  • El rubor puede tener los mismos efectos que la tiza.
  • Cuida que la tiza no entre a tus ojos mientras tiñes tu cabello.
  • Protege tu ropa y manos mientras tiñes; utiliza guantes y un delantal mientras trabajas.

Fuente: es.wikihow.com

No hay comentarios: